Los principales lugares de interés - Best Western CTC Hotel Verona

CTC Hotel Verona San Giovanni Lupatoto Hotel 4 estrellas

  • italiano
  • English
  • español
  • français
  • Deutsch
  • русский


Los principales lugares de interés - Best Western CTC Hotel Verona

Llegada Llegada
Salida Salida
Huéspedes por habitación
Adultos Niños Recién nacidos
12 años y menores 3 años y menores
¿Es usted Socio Best Western Rewards?
Introduzca aquí su número de tarjeta

Durante su visita de la ciudad no pueden perder…

 

El Anfiteatro Arena: nada más entrar en la Plaza Bra su majestuosidad los dejará sin palabras. Dos mil años de historia la hicieron famosa en todo el mundo, junto con el Coliseo de Roma y el anfiteatro de Capua.
El anfiteatro se remonta al I siglo d.C. y la estructura de piedra de Valpolicella podía contener más de 30.000 personas. Al inicio se utilizaba como sede de los juegos romanos y hoy es el teatro lírico al aire libre más grande del mundo.
Sede de importantes conciertos y de la temporada lírica la Arena, gracias a su peculiar forma elíptica, tiene una acústica perfecta que permite que los cantantes difundan su voz naturalmente, sin el uso de instalaciones de amplificación.
Asistir a un espectáculo en la Arena es una experiencia muy sugestiva e inolvidable gracias al connubio de historia y música.

 

El Teatro Romano: mezcla de cultura romana y griega, el teatro es el edificio más antiguo de la ciudad. Edificado al pie de la Colina de San Pedro, para construir sus gradas se aprovechó la natural inclinación del terreno, según la tradición griega anterior a la romana. Antiguamente fue el escenario de representaciones, tragedias y comedias, hoy infelizmente queda poco del monumento, saqueado en época medieval para construir torres y palacios. A pesar de sus condiciones el Teatro Romano todavía se utiliza para el Festival Shakespeariano y el Verona Jazz Festival.

 

El Puente de Piedra: se remonta a alrededor de 89 a.C., cruza el río Adigio y une la colina de San Pedro con el recodo del río que luego se convirtió en el núcleo urbano romano. Hubo varias intervenciones de reconstrucción y restauración a lo largo de los siglos: la introducción de los bloques de mármol, la creación de las torres en la cabeza del puente y la reconstrucción completa del puente después del bombardeo de los alemanes en retirada.

 

Castillo de San Pedro: se puede alcanzar a pie, cogiendo la sugestiva escalera que desde el Puente de Piedra costea el Teatro Romano y lleva directamente a la cumbre de la colina, sede del castillo habsbúrgico. Antes de la construcción militar austríaca iniciada en 1851 la colina hospedó varios edificios, entre los cuales un templo romano y una iglesia paleocristiana que le dio el nombre a la colina. La colina siempre se ha considerado como una escenografía de la ciudad desde donde se puede admirar el magnífico panorama ciudadano.

 

Castelvecchio: es la gloria de la Señoría Scaligera y para Verona constituye un edificio de importancia extraordinaria a nivel urbanístico y arquitectónico.
Cangrande II della Scala lo hizo erigir en 1354 a modo de fortaleza para la familia dentro de la ciudad; presenta dos núcleos, uno caracterizado por la plaza de armas y el otro por el verdadero palacio real de los Scaligeri. Los dos núcleos están separados mediante un trecho de muralla del siglo XIII y siete torres perimetrales, mientras que en el centro se erige la alta Torre del Mastio desde la que se accede al puente Scaligero sobre el río Adigio. Durante el dominio Veneciano el castillo fue la sede de la academia militar de la Serenísima, mientras que con Napoleón las torres fueron cortadas y fue construido un cuartel militar. Hoy la estructura acoge el Museo de Arte Moderno, es un importante ejemplo de arquitectura y museo gracias al trabajo del Arquitecto Scarpa.

 

Tumbas de los Scaligeri: el ejemplo más importante de arte gótico son las Tumbas de la familia de la Scala, y fueron construidas frente a la sugestiva iglesia románica de Santa María Antica, la iglesia que fue la capilla palatina de la dinastía y que se encuentra cerca de la residencia de los Scaligeri. Una maravillosa valla de hierro forjado decorado con el símbolo de la “scala”, encierra diferentes sarcófagos colocados en el suelo o alzados que recuerdan la tipología del “jardín” de piedra. Si las primeras eran de inspiración romana, de piedra local y decoradas simplemente con el escudo de armas de la familia, las últimas tumbas presentan muchas decoraciones y muestran un carácter más celebrativo, como las tres tumbas monumentales de mármol con baldaquín de Cangrande I, Mastino II y Cansignorio.

 

Casa de Julieta: visita obligatoria para todos los enamorados que visitan la ciudad de Verona, la casa de Julieta es conocida en todo el mundo por su balcón descrito en la famosa tragedia shakespeariana. Edificio del siglo XIII, era de propiedad de la familia Cappello, identificada sucesivamente con los Capuleti y por ello dedicado al mito. Dentro del patio luce la legendaria estatua de Julieta, realizada en los años 1960 por el escultor Nereo Costantini. La casa de Julieta es la meta de muchas parejas que deciden casarse en este escenario tan sugestivo.
Los portales de la entrada de la casa cuentan con paneles en los que se puede escribir un mensaje de amor, según la tradición gracias a la que los muros del edificio principal estaban totalmente cubiertos de corazones y promesas románticas.

 

Palacio de la Gran Guardia: la Gran Guardia es el palacio monumental ubicado en el lado sur de la Plaza Bra, desafiando la secular Arena que se encuentra frente al mismo. Concebido como edificio de armas para la Serenísima y dominado por un piso noble destinado a acoger la academia de armas de los Filotimios, el proyecto fue abandonado por casi dos siglos debido a la escasez económica que la ciudad afrontó a partir de 1614. Sólo en 1808 se propuso un proyecto nuevo y las obras empezaron pocos años después bajo la guía del ingeniero Barbieri y del Imperio Habsbúrgico. La Gran Guardia hoy es la sede de importantes exposiciones de arte y de congresos internacionales.

 

Para poder visitar tranquilamente y cómodamente todos los monumentos y los sitios artísticos de la ciudad les aconsejamos comprar la VeronaCard: un billete acumulativo que les permitirá acceder gratuitamente o con reducciones especiales a los principales sitios de interés y con el que podrán viajar libremente con todas las líneas urbanas de los medios públicos. Hay dos versiones disponibles de la card, una de 18 € válida 24 horas o la de 22 € válida 48 horas a partir del primer uso.

Powered by Present S.p.A.

Mobile version View Desktop version